Mejora tu Productividad en el Trabajo Gracias al Ejercicio Físico.

Adecuar los hábitos de vida de la población en el entorno de la empresa es, por tanto, una medida capaz de mejorar las condiciones físicas y, paralelamente, la eficacia corporativa de las organizaciones en las que desempeñan su actividad. Las personas emplean una gran parte de su jornada en el puesto de trabajo, durante un periodo muy prolongado de sus vidas, por lo que el estudio propone incorporar estilos de vida saludables al entorno laboral.

Entre el 60 y el 90% de la población española sufre dolor lumbar en algún momento de su vida. Así lo demuestran los primeros resultados de un estudio sobre el impacto de la actividad física en la salud puesto en marcha por la Cátedra Sanitas Wellbeing Universidad Europea de Madrid y presentado por Águeda Benito, Rectora de la Universidad Europea de Madrid, José Manuel Sánchez, Director General de Marketing, Clientes y Nuevos Negocios de Sanitas, y el doctor Alfonso Jiménez, codirector de la Cátedra.

Mayor calidad y esperanza de vida

El ejercicio físico en el trabajo también incrementa la capacidad cardiovascular y la calidad de vida de las personas. Los primeros resultados de la investigación que se está llevando a cabo muestran cómo los empleados que han entrenado 2 ,3 o más veces por semana incrementan sus valores medios de consumo de oxígeno hasta en un 86%, lo que supone una mejora de la capacidad cardiopulmonar.

La Organización Mundial de la Salud señala que un aumento del consumo de oxigeno significa un incremento de la calidad y esperanza de vida de las personas. Después de los primeros seis meses de entrenamiento, las personas que han participado en el estudio -más del 50% de los trabajadores de la sede corporativa de Sanitas – han ganado en eficiencia cardíaca y necesitan menos latidos para enviar la misma cantidad de oxígeno a sus tejidos.

Los resultados de la investigación ratifican la convicción científica de que las personas que realizan ejercicio físico con regularidad -en este caso en el ámbito de la empresa- gozan de una mejor salud y que éste, a su vez, juega un importante papel en la prevención de enfermedades. Adicionalmente, queda probada otra hipótesis sobre los trabajadores: su bienestar físico es favorable para que puedan trabajar en mejores condiciones.

Disminuyen los niveles de colesterol y los triglicéridos

La presencia de colesterol y triglicéridos en la sangre es cada vez más habitual en la población actual debido a las consecuencias del estrés, la mala alimentación y el sedentarismo. Estas grasas amplían seriamente el riesgo cardiovascular y las posibilidades de padecer enfermedades del corazón. El estudio de la Cátedra Sanitas Wellbeing Universidad Europea de Madrid ha confirmado que hacer ejercicio, sea cual sea su frecuencia, reduce los niveles de estos indicadores en sangre. En el caso de los empleados, que realizan entrenamientos más de tres días semanales, el colesterol disminuye en un 15% y los triglicéridos en un 40%.

Ejercicio físico y bienestar en las empresas

Ante las conclusiones extraídas del estudio, Sanitas propone las soluciones que ya ha aplicado en su propia estructura:

– Pruebas diagnósticas a los empleados con el fin de obtener una visión global de sus marcadores de salud.

– Recomendaciones generales: pautas comunicadas de manera generalizada mediante campañas o cartelería.

– Sala de fisioterapia: en el propio centro de trabajo para dar solución inmediata a posibles dolencias.

– Campañas de ergonomía: talleres de espalda y ergonomía para todos los empleados, con el fin de informar y enseñar los hábitos de higiene postural necesarios en el puesto de trabajo.

– Campañas de nutrición: pruebas diagnósticas sobre composición corporal, talleres de nutrición impartidos por endocrinos y consultas de nutrición privadas.

– Campañas de salud bucodental.

– Campañas de deshabituación tabáquica.

– Campañas de hidratación: concienciación a las personas sobre la importancia de tener una adecuada hidratación y de las graves consecuencias que acarrea para el organismo la falta de líquido.

– Promoción de la actividad física: potenciar la inclusión de gimnasios corporativos para los empleados.

Es fundamental para nuestra salud realizar actividad física, pero no podemos olvidar que debe estar supervisada por un profesional. En este sentido, Sanitas apunta a la incorporación de la actividad física supervisada en el entorno laboral.

Compartir Esta Entrada En