“El frío como tratamiento post-ejercicio”

La utilización del frío con fines terapéuticos es una de las modalidades más empleadas por el fisioterapeuta para el tratamiento de lesiones músculo-esqueléticas.

La crioterapia tiene como efectos terapéuticos más importantes la disminución de la temperatura de los tejidos, la reducción del metabolismo celular y de la conducción nerviosa; también disminuye la sensación de dolor y el espasmo muscular si lo aplicamos durante unos minutos (cuidado, porque si se aplica de forma intermitente aumenta el espasmo).  La utilización del frío es muy útil para facilitar la realización del ejercicio terapéutico y mejorar la funcionalidad del paciente.

Algunas técnicas de aplicación:

Hielo: El hielo es el elemento más barato, seguro y efectivo de todos los que proponemos. La temperatura que alcanzaremos en la piel será como mínimo de un grado, por lo que es casi imposible provocar quemaduras con el tiempo de aplicación habitual de unos 20 – 30 minutos.

Cold-packs: Éstos congelan a 17 grados bajo cero aproximadamente y sí requieren algún elemento protector sobre la piel. Además, el cold pack va perdiendo frío desde el momento en que lo sacamos del congelador, por lo que tampoco lo emplearemos más allá de 20 o 30 minutos. Si puedes elegir entre hielo o cold pack, opta por el hielo.

Baños fríos: Es la inmersión en agua helada a una temperatura de 10º a 15º C. Se utilizan sobre todo para enfriar las partes distales del cuerpo (piernas y brazos).

Sprays de vapor  frío: Pulverizaremos la zona entre 3 y 4 veces siguiendo la  dirección de las fibras musculares, con una inclinación del recipiente de 45º. Evitaremos pulverizar durante más de 6 segundos para no producir lesiones cutáneas. No los emplearemos sobre heridas ni mucosas.

Criomasaje (Masaje con hielo): Técnica recomendada para zonas pequeñas y  poco profundas. Es muy efectiva después de realizar actividades o competiciones  intensas.

A día de hoy, existen controversias en cuanto a las metodologías, tiempos y frecuencias de aplicación del hielo. No obstante, El frío como agente físico está presente en muchos periodos de recuperación o tratamiento de lesiones en el ámbito deportivo.

¿Utilizas el frío como método de recuperación?

 Autora: Marta Mendías

Vía: http://www.escueladeespaldasana.com

Imagén: I.Turk

Autor: Marta Mendias

Compartir Esta Entrada En