Plataforma Vibratoria. Ojo al Cortisol.

En muchas ocasiones nos encontramos los profesionales del sector, con clientes que cesan en su evolución a la consecución de objetivos. Básicamente por un exceso en los entrenos y ciertamente comprobamos, que no solo se estancan, sino que entran en un balance negativo que les crea un impacto emocional llevándolos a pensar que quizás se equivocan con el entreno en plataforma vibratoria, poniendo en duda su efectividad y sus grandes beneficios.

Por esto, OJO AL CORTISOL. Esto es una hormona que se vé liberada en situaciones de estrés, en este caso stress físico producido por el sobreentrenamiento. Cierto, esta hormona es nuestra enemiga, la liberamos  porque de no hacerlo, seriamos gigantes. Sus efectos son perniciosos para aquellos que desean crecer y construir masa muscular; básicamente por que la descompone. Te desinfla, y además deja esos indeseables depósitos de grasas  en esas zonas tan estratégicas que, tan flaco favor nos hace por su aspecto antiestético.. Por esta razón ojo al sobreentrenamiento en plataforma vibratoria.

Teniendo en cuenta que los entrenos en aceleración (vibraciones) se optimizan por la carga que supone cada sesión, todo lo que hagas encima del “plato” se duplica, se multiplica por dos. Cuidado, cada sesión supone el doble que en un entreno tradicional, por el reclutamiento de fibras tan grande solicitadas en cada ejercicio. Para los profesionales del sector que se dedican a esto como actividad diaria es importante que supervisen sus entrenos con especial cuidado, sobre todo si los entrenos son muy sucesivos en el tiempo.

Existe un bulo, de que no es conveniente entrenar a diario…. Si, es cierto, si lo enfocas con agresividad… ¿Puedes entrenar a diario? SI ABSOLUTAMENTE, siempre que el entreno sea guiado con progresiones y las fases de descarga tan necesarias…. Por eso, Ojito….

Autor: Miguel A. Simón

Compartir Esta Entrada En