Mitos del Entrenamiento y el Ejercicio Físico

Estos son algunos mitos que se escuchan comúnmente entre la gente que entrena o practica ejercicio físico para perder peso. Hoy aclaramos tus dudas y arrojamos un poco de luz sobre estos bulos.

Mito 1

Cuando dejo de hacer ejercicio el músculo se convierte en grasa.

En ningún caso se puede transformar el músculo en grasa ni a la inversa. El músculo y la grasa son dos tejidos que tienen una constitución totalmente diferente y ninguno se puede transformar en el otro; lo que puede ocurrir, y generalmente se mal interpreta, es que cuando una persona acostumbrada a hacer ejercicio diariamente deja de hacerlo está gastando menos calorías, lo que conlleva a que estas al no ser utilizadas se almacenen en forma de grasa que es un tejido de reserva calórico, y por ende la persona engorda, pero nunca es que el músculo se convirtió en grasa.

Mito 2

Sudar adelgaza

Efectivamente. Cuando usted suda pierde peso, pero lo recupera inmediatamente al reponer los líquidos imprescindibles para su salud y rendimiento. El agua actúa como un mecanismo termorregulador, es decir, cuando usted se mueve genera energía, esto hace que aumente la temperatura corporal y el sudor es el mecanismo que tiene el cuerpo para mantener la temperatura en un nivel saludable. Si usted se pesa al terminar una sesión de ejercicio es posible que pese menos, pero al tomar agua o alguna bebida volverá a su peso nuevamente.

Mito 3

Sólo los ejercicios aeróbicos son buenos para adelgazar

Los ejercicios aeróbicos son los que más calorías queman por sesión, pero resulta más eficaz la combinación de estos ejercicios con entrenamientos con pesas. Ello es porque los ejercicios con pesas generan músculo y el músculo para mantenerse quema calorías. Por eso entre más músculo tiene una persona más calorías quemará. Es importante que si usted se ejercita aeróbicamente: camina, trota, anda en bicicleta, etc. incorpore una rutina con pesas al menos 3 veces a la semana.

Mito 4

Mientras más entreno más progreso

El cuerpo se acostumbra pronto a los tipos de estímulo y tiene que cambiar para que mejore. Sucede en todos los tipos de entrenamiento, si usted tiene tiempo entrenado pesas, y observa que no mejora pruebe otro tipo de entrenamiento, cambie el orden de los ejercicios, pruebe con otros nuevos, así estimulara al músculo de diferente manera, esto se aplica para todos los deportes.

Mito 5

Las mujeres que hacen pesas se ponen demasiado fuertes

La genética y los bajos niveles de testosterona que caracterizan a las mujeres hacen que el crecimiento muscular sea muy pequeño. Es muy difícil que una mujer adquiera la musculatura que tienen los hombres y esto es porque el nivel de testosterona, que es la hormona que da esos caracteres masculinos, entre ellos músculos grandes, es mayor en los hombres. Cuando una mujer tiene una hipertrofia muscular en su cuerpo, además del entrenamiento y buena alimentación es posible que esté utilizando esteroides.

Mujeres levantando pesas

Mito 6

No puedo hacer ejercicios con pesas porque la grasa se endurece

Falso; la grasa es un tejido de reserva calórico que no se endurece cuando usted hace pesas, sólo el músculo tiene la capacidad de adquirir tono muscular, un término que significa firmeza, aunque usted no esté haciendo ninguna actividad en el momento. Es más el ejercicio con pesas va a contribuir a que pierda peso porque esta construyendo músculo, que para su mantenimiento requiere de esas calorías guardadas en esas zonas que tanto le molestan.

Autor: M. Quintanilla

Via: vidasana.lapipadelindio.com

Compartir Esta Entrada En