15 Excusas Para No Entrenar

Hemos oído toda clase de excusas para saltarse una sesión de entrenamientos (incluso nosotros mismos las hemos usado), por eso hemos querido recopilar algunas de las más comunes y ver que hay de cierto en ellas.

En primer lugar, buscamos las excusas legítimas e ineludibles.  En este caso se encontraron tres: Estás enfermo, estás agotado, estás lesionado… y eso es todo… todas las demás, sobran.

En el listado que aparece a continuación, te damos la solución a esas excusas sin sentido que te están impidiendo avanzar en el camino hacia tu cuerpo deseado.  Por tanto prepárate para empezar una nueva etapa en tus planes de entrenamientos… NO MORE EXCUSES 

1 – NO TENGO TIEMPO

Es con diferencia una de las más típicas… Está bien, partamos de la base de que estas ocupado al 150 %, pero piensa que sólo necesitas 30 minutos al día para entrenar. Es más si no eres capaz de sacar 30 minutos a 24 horas, amigo mío, tienes un serio problema de organización.

Una opción es levantarse media hora antes e ir a dar un paseo, entrenar  a mediodía , en casa antes de cenar (hay multitud de ejercicios con o sin aparatos para realizar en casa), o ir de nuevo a dar un paseo y estirar las piernas después de cenar. No esperamos que entrenes como si fueras a participar en una competición deportiva, sólo esperamos que te muevas.

2 – CUANDO LLEGO A CASA DESPUÉS DE TRABAJAR HACEN MI SERIE FAVORITA.

Cómprate un grabador de televisión y almacena tu serie favorita para verla cuando vengas de entrenar. Disfrutarás más del capítulo sabiendo que has completado tu rutina y tu cuerpo está cargado de endorfinas.

3 – ESTA SEMANA ESTOY DE VIAJE Y NO PUEDO ENTRENAR

Muchas personas tienen trabajos en los que están viajando continuamente, si bien y como todos sabemos, hoy en día la gran mayoría de hoteles tienen gimnasio. Únicamente debes de tener en cuenta este detalle y antes de reservar habitación consultar ese detalle. Y si no tiene tranquilo, solo necesitas meter en tu maleta, tus viejas zapatillas deportivas.

4 – NO TENGO DINERO PARA LOS GIMNASIOS, SON MUY CAROS

Hoy en día hay todo tipo de tarifas en diferentes gimnasios, incluso existen los denominados “low cost”, que por tarifas mensuales muy económicas te permiten entrenar todo el día. Además, te invitamos a que recortes los tres cafés que te haces al día en tu maquina de vending de la oficina y verás cómo te salen las cuentas. Además tu sistema cardiovascular te lo agradecerá.

5 – NO ME ENCUENTRO CÓMODO EN MI GIMNASIO

Pues cámbiate de centro… recuerda te molesta el gimnasio, no el entrenamiento. No te excuses en que no te encuentras a gusto, cambiar de centro deportivo es una oportunidad para conocer nueva gente y cambiar de aires.

6 – MI ENTRENAMIENTO ME ABURRE

Esta es de las peores que puedes utilizar, tienes varias opciones :

  • Cambiar el entrenamiento (tú o tu monitor)
  • Cambiar de deporte (hay una variedad infinita)
  • Búscate un compañero de entrenamiento
  • Cambia el sistema de entrenamiento (cambia series, repeticiones, tiempos de descanso…)
  • Haz cross training (combina varias disciplinas deportivas)

7 – NO VEO LOS RESULTADOS DE MI ENTRENAMIENTO.

Hay varios motivos:

Personales – No te esfuerzas lo suficiente, no te nutres de la manera adecuada, no descansas lo suficiente.

Físicos – Has perdido el concepto de tus medidas y no te das cuenta que estás perdiendo o agregando centímetros y peso a tu cuerpo. Lo mejor es que mensualmente te midas, te peses, te hagas fotos y lo escribas en una hoja para tener constancia de tus progresos.

8 – HACE 4 MESES QUE ME APUNTE Y ME VEO IGUAL

¿Cuatro meses? ¿Qué esperabas?, ¿estar como Greg Plitt?…revisa el punto 7

La paciencia es la madre de la ciencia.

9 – NO TENGO ENERGIA PARA ENTRENAR

Revisa tu nutrición, sin combustible nuestro motor no funciona… tenlo en cuenta.

10 – MI CUERPO NECESITA TIEMPO PARA RECUPERARSE DE UN ENTRENAMIENTO

Después de 72 horas de descanso, el cuerpo del ser humano está preparado para seguir entrenando…,pero, ¿realmente está dándole lo que necesita para recuperarse?

No todo es cuestión de tiempo. Toma L-glutamina antes y después de tu entrenamiento e incluye en tu dieta alimentos que contengan ácidos grasos omega 3, ya que nos ayudan en la reconstrucción celular y la eliminación de desechos metabólicos para ayudarnos a recupera más rápido.

11 – ME DUELE

El dolor es una señal de que estamos haciendo mal algo cuando entrenamos, aprende a trabajar de modo controlado y si es necesario pide ayuda cuando muevas grandes pesos.

Si el hombro te duele durante una semana después de haber trabajado un press militar, plantéate si estas entrenando bien y busca una alternativa a ese ejercicio menos dolorosa para ti, en este caso déjate aconsejar por los profesionales del deporte.

12 – ME DA “PALO” SER EL NOVATO

Estas en un gimnasio, no en el instituto, aquí nadie te va a tratar mal por que seas nuevo o no sepas hacer un press de banca. Los centro deportivos son empresas y como tales los dueños de los mismos, quieren que sus socios se encuentren cómodos y entrenen a gusto, por tanto lo último que buscan es hacerte sentir diferente.

Además a pesar de que no lo creas, la gente no se fija en ti…tranquilo. Quítate ese miedo y empieza a entrenar, “las peores barreras son las mentales”

13 – HOY NO PUEDO ENTRENAR, HE QUEDADO CON UN AMIGO

Y mañana con la novia, pasado tendrás que pasear al perro y el próximo querrás ir a comprarte una camisa… las faltas de asistencia puntuales son asumibles, pero no lo conviertas en algo habitual. Revisa el punto 1 – ORGANIZACIÓN

14 – NO ME GUSTA ENTRENAR SOLO

Relaciónate con la gente de tu franja horaria de entrenamiento y busca una persona que se adapte a tus características y objetivos de entrenamiento. Ofrécele ser tu compañero de entrenamiento, es la mejor opción para mantenerse motivado en todo momento.

15 – HOY DAN FUTBOL

Pues estas apañado la liga dura 9 meses…más la champions…etc…Resumiendo que el miércoles no entrenes porque hay champions es aceptable, pero la UEFA del jueves  ya no. Elige tu partido favorito y dedícate ese día a ti.

Conclusión

Excusas pueden haber miles más, solo hemos querido recopilar algunas de las más comunes. Pero recordad que la última palabra siempre será la vuestra.

Autor: M.Quintanilla

Via: Sportfactor

Compartir Esta Entrada En