¿Causa el ácido láctico fatiga muscular?

A la hora de escribir artículos relacionados con la nutrición deportiva o la fatiga muscular, uno no puede dejar de ver la gran cantidad de slogans nutricionales y recomendaciones que el mercado nos ofrece, he encontrado inhibidores del ácido láctico, otros que dicen ¡¡fuera el ácido láctico!!, algunos incluso difíciles de entender Cómo ácido búferes en suplementos deportivos reducir el ácido láctico, algunos relacionados con la ingesta de alimentos Cómo comer para reducir la acumulación de ácido láctico en los músculos.. y este ya me mata ACID KILLER -150 CÁPSULAS (DISMINUYE EL ÁCIDO LÁCTICO).

Al final, lo que importa son los datos que la investigación nos ofrece y a eso debemos agarrarnos, veamos que nos dicen esos datos.

En 1922 Meyerhoff y Hill recibieron el Premio Nobel por descubrir el origen del tema que tratamos hoy, la acidosis metabólica producida por ácido láctico. Entre ambos, descubrieron que nuestras células eran capaces de obtener energía de la glucosa tanto si la presencia de oxígeno era suficiente como si la presencia de este era limitada. Claro, esta deducción es validad en los años 20, 30…pero con el paso del tiempo algunas de las convicciones que estos científicos tenían han cambiado o evolucionado hacia otros derroteros gracias a la investigación, de tal forma que, y para resumir, actualmente sabemos que la causa del problema no está solo en la producción de ácido láctico cuando la presencia de oxígeno es limitada.

¿Dónde y como  se produce el lactato?

  •  Durante el ejercicio intenso y corto el músculo produce rápidamente lactato. Al aumentar éste a nivel intramuscular se produce la salida del mismo hacia la sangre. Posteriormente, durante la recuperación, hay una absorción de lactato desde la sangre por los músculos en reposo o por otros que trabajan a menor intensidad
  • Durante el ejercicio de moderada intensidad, las fibras musculares que utilizan glucosa como fuente de energía producen y liberan lactato. Una parte de este lactato pasa a la circulación y otra se difunde a las fibras musculares vecinas que lo utilizan
  • Durante el ejercicio de baja intensidad, los músculos que al principio liberan lactato, posteriormente pueden reabsorberlo y utilizarlo.

Podemos deducir por tanto, que el intercambio de lactato es un procesos dinámico tanto en reposo como durante el ejercicio.

Actualmente y en base a los últimos estudios realizados nos encontramos que el lactato no es considerado el principal responsable de la acidosis metabólica, si no que retarda la mista y facilita la eliminación de sustancias que podrían producirla además de permitir la regeneración de fuentes de energía.

Pongamos un ejemplo, los resultados de diversos estudios establecen que durante el ejercicio de intensidad moderada, la cantidad de lactato en sangre excedía al flujo de glucosa, de alguna manera el lactato compite con la glucosa como fuente de energía, así, nuestro cuerpo decide que fuente de energía utilizar, se reserva la glucosa en sangre para el uso en determinados tejidos y también se reserva para un posterior uso en prueba de larga duración y mayor intensidad.

El desconocimiento de estos datos hace que ciertas prescripciones en el entrenamiento se puedan considerar erróneas, e incluso el uso de ciertos términos como (umbral anaeróbico, anaeróbico, capacidad anaeróbica) también se puedan considerar como erróneos. Teniendo en cuenta estos datos deberíamos de hablar de un estado de predominio del componente aeróbico y de predomino del componente anaeróbico

Todas las funciones que desempeña el lactato, le otorgan un protagonismo especial en el metabolismo intermediario de los diferentes tejidos, entre células y en la misma célula. El correcto conocimiento del metabolismo del lactato debe ayudar a eliminar los errores de valoración y la inadecuada prescripción del entrenamiento que se ha producido hasta ahora. La nueva era del ácido láctico y de su bioquímica, nos debe llevar, de forma ineludible, a cambiar las pruebas de valoración y los parámetros medidos, erradicar la terminología inadecuada (anaeróbico, umbral anaeróbico, capacidad anaeróbica), eliminar los valores umbrales de ácido láctico fijados de antemano, y prescribir los entrenamientos con la máxima especificidad.

Podemos resumir las nuevas tendencias en relación con el ácido láctico:

“el lactato es un protector de la fatiga muscular”

Espero que haya sido de vuestro interés,

 

Autor: Diego Amores de Gea

 

Autor: Diego Amores de Gea

Compartir Esta Entrada En