10 razones por las que el Pilates te hará mejor deportista

Hoy os traigo 10 razones por las cuales pienso que el Método Pilates os hará mejores en vuestro deporte preferido. Cuando el deporte forma parte de tu vida, independiente de si hablamos de deporte individual o de equipo, con o sin balón, de cooperación o de oposición, acuático o terrestre… Siempre existe un fin competitivo en su práctica. Queremos ganar!!. Y no me refiero necesariamente a un rival. Queremos llegar más alto, más lejos, mejorar nuestra marca, detener el crono antes… En definitiva: superar nuestros límites.

Buscamos maneras de mejorar nuestra técnica, entrenamientos más eficaces, el material más innovador, cuidar nuestra alimentación, respetar los descansos. En resumen, crear las condiciones más propicias para poder superarnos.

El método Pilates es una actividad cada vez más utilizada por deportistas que incluyen una o dos sesiones semanales en su preparación. Hay razones numerosas. Aquí te incluyo algunas:

  1. Entenderás cómo se mueve tu cuerpo. Tu día a día y tu práctica deportiva generan descompensaciones. Eso supone musculatura sobrecargada debido a que existen músculos que no participan o no lo hacen en la medida en que debieran. El objetivo: que cada músculo participe con precisión en el movimiento para el que fue creado. Ni más ni menos.
  2. Mejorará el tono de tus abdominales. Un abdomen fuerte garantiza una espalda fuerte. Pero la atención debería centrarse, no sólo en el recto del abdomen, la famosa tableta de chocolate, sino sobre todo en los músculos profundos estabilizadores.
  3. Conseguirás un mayor control postural. Posiblemente no prestes demasiada atención a cómo se colocan tus hombros, se alinea tu columna, se comporta tu pelvis en estático o en movimiento. Una  buena postura evita descompensaciones y previene lesiones.
  4. Aumenta las posibilidades de movimientos de nuestro cuerpo. El pilates busca dotar a tu cuerpo de más grados de movilidad. Como si de una caja de herramientas se tratara, cuanto mayores sean los recursos disponibles, más sencillo será encontrar una solución ante una situación concreta. Y en tu deporte lo necesitarás.
  5. Aprenderás a respirar. Llevas toda tu vida respirando pero pocas veces habrás atendido a ello más que cuando te falta el aire tras un esfuerzo máximo. Los músculos respiratorios también hay que ejercitarlos.
  6. Conseguirás que resulte fácil lo que antes era difícil. Dominar una técnica supone que parezca sencillo lo que antes parecía un reto imposible. En Pilates te ocurrirá lo mismo, con el añadido de que su práctica tiene transferencia al resto de movimientos diarios y por tanto, a tu actividad deportiva.
  7. Aprenderás a utilizar tu energía en lugar de gastarla. El objetivo del Pilates es la economía del esfuerzo. La eficiencia en el movimiento. Moverte utilizando la energía necesaria para un gesto técnico, y no más, supondrá que tus depósitos se vayan consumiendo más lentamente mientras compites.
  8. Mejorará tu concentración. Moverte conscientemente supone focalizar tu atención únicamente en tu cuerpo y en el movimiento. Apartándote de otras distracciones que te impidan la correcta ejecución. Entrénalo en el pilates. Aplícalo en tu deporte
  9. Mejorará tu flexibilidad. Y de manera más efectiva que los estiramientos tradicionales, cada vez más en entredicho. Sólo movilizando tu pelvis te sorprenderá del aumento de flexibilidad en la musculatura de tus piernas especialmente en psoas ilíaco, isquiotibilaes, adductores y glúteos.
  10. Evitarás lesiones. Mejorará tu tono muscular de base. No sólo de los músculos movilizadores encargados de realizar el gesto técnico en cuestión, sino también de los estabilizadores, tan olvidados como importantes.

Mejora tu práctica deportiva, conoce tu cuerpo, supérate ¿No son estas 10 razones suficientes para probar? Why not Pilates?

Manuel Alcázar Rojo

manuelalcazarrojo.wordpress.com

Compartir Esta Entrada En