Respuesta y Adaptaciones Cardiacas en el Ciclo-Indoor

Pretendo con esta serie de artículos que voy a colgar próximamente que el cliente/instructor entienda la respuesta y adaptaciones cardiacas que se producen durante una clase de ciclismo indoor. También se tratará de establecer algunos factores que influyen en la frecuencia cardiaca y ver hasta qué punto es interesante el trabajo con  el pulsómetro. Se darán algunas pautas importantes  para controlar en el entrenamiento con pulsómetro y ver qué datos pueden ser significativos a la hora de utilizar un monitor de frecuencia cardiaca durante la clase de ciclo-indoor.

El sistema cardiovascular lo componen el corazón y los vasos sanguíneos, su función durante  las clases de ciclismo indoor es satisfacer las demandas metabólicas de cada uno de los tejidos de nuestro organismo, ya se ha comentado en otros artículos cuáles son estas demandas. Este sistema tiene que ser capaz de adaptarse a dichas demandas para mantener de forma adecuada el equilibrio necesario y así  poder mantener el esfuerzo que se demanda en cada momento de la sesión, al igual que es el encargado de retirar los productos del metabolismo y contribuir a la termorregulación.

Para conseguir estos objetivos, la función cardiaca durante la clase de spinning experimenta una serie de cambios,  con el fin  de aumentar o disminuir el GASTO CARDIACO, que es el producto  de dos componentes, FRECUENCIA CARDIACA x EL VOLUMEN SISTÓLICO, es decir, la cantidad de sangre oxigenada que desde el corazón se reparte por todo el organismo durante un minuto, pudiendo llegar a suponer varias veces el gasto cardíaco en reposo (unos 5 litros por minuto).

Pero, ¿Cómo se entera el corazón de que estamos haciendo una clase de ciclismo indoor?  ¿Qué sistemas de regulación informan y ordenan al corazón los cambios que debemos experimentar?,  la música…????, las ordenes del instructor….??.  Fisiológicamente  existen factores de control que modulan la función del  sistema  cardiovascular en base a las demandas. Estos mecanismos son de tipo nervioso, hormonales e hidrodinámicos.

Factores de tipo nervioso:

Son responsables de los cambios rápidos en la función cardíaca,  que se producen en la clase de ciclo-indoor. Distinguimos entre los mecanismos centrales y periféricos.

Cuando hablamos de mecanismo centrales, se hace referencia  a aquellos estímulos u órdenes, procedentes de estructuras nerviosas superiores, que actúan sobre centros nerviosos especializados en la regulación del sistema cardiovascular.

Sin embargo, los mecanismos periféricos, hacen referencia a procesos reflejos iniciados desde diferentes receptores, situados en la periferia del organismo, que actúan sobre centros que modifican la respuesta cardiovascular.

En general, como respuesta a estos impulsos corticales, se produce un aumento de la actividad simpática, simultáneo a un descenso de la actividad parasimpática y consecuencia de ello hay un aumento de la respuesta cardiaca durante la clase.

 Factores de tipo hormonal:

Entrenamiento o clase de Ciclo Indoor - Spinning

Como consecuencia de la activación simpática durante la clase de spinning, se produce un aumento de la síntesis  y liberación de las catecolaminas, más conocidas popularmente como adrenalina y noradrenalina. Además, se activa el eje hipotálamo-hipofisario dando lugar a la respuesta endocrina y liberación de diversas hormonas que tienen una función importante a nivel vascular, aumentando o disminuyendo el diámetro de los diferentes vasos.

También hay que tener en cuenta que las contracciones musculares que supone el pedaleo producen un aumento de la concentración de diversas sustancias que tienen un efecto vasodilatador (histamina, adenosina, prostaciclinas, potasio, lactato, etc) y un aumento de la temperatura del músculo, estos cambios locales provocan una vasodilatación, de ahí que como comento en algunas clases de manera anecdótica, nos anuncien en televisión que algunas cremas anticelulitis, tienen el llamado “efecto spinning” .

Factores hidrodinámicos:

Denominamos mecanismos hidrodinámicos a los cambios que experimenta durante la clase de ciclo-indoor el retorno venoso y que repercuten directamente sobre la función cardiaca.

El retorno venoso es uno de los principales factores capaces de aumentar el volumen sistólico y por tanto el gasto cardiaco, ya que nuestro corazón es capaz de expulsar la misma cantidad de sangre que le llega en cada latido, siempre dentro de un rango fisiológico.

En virtud del llamado mecanismo de Frank- Starling, durante el llenado de sangre del ventrículo, las fibras musculares ventriculares se elongan permitiendo que la siguiente contracción se realice generando más tensión y por tanto aumentando así el gasto cardiaco.

Como resumen de este primer capítulo y para no saturar de información, ya que lo que se pretende es que se vayan asimilando conceptos de forma sencilla, se concluye  con que los mecanismos responsables de los cambios que acontecen en el corazón durante la clase de spinning tienen como consecuencia, por un lado, un aumento de la actividad nerviosa simpática y un descenso de la actividad parasimpática, y por  otro, una vasodilatación local, una respuesta endocrina al ejercicio y un aumento del retorno venoso.

Este no es un tema sencillo, por eso se presentan varios artículos a fin de comprender y tener una visión más general de cómo funcionael sistema cardiovascular,  tan implicado en las sesiones de ciclismo indoor.  Está muy bien el control de la intensidad, es más, creo que es imprescindible que los instructores tengan herramientas y conocimientos de cómo tenerlo,  pero a veces se precisan algunas reflexiones a la hora de diseñar una sesión y tener en cuenta la complejidad de la maquinaria con la que trabajamos (el cuerpo humano).

Autor: José Antonio Hidalgo Martín

Licenciado en Ciencias de la Actividad Física
Especialista en Actividad Física y Salud
Profesor en el Secretariado de Deportes de la Universidad de Alicante.

Autor: Jose Antonio

Compartir Esta Entrada En